temporada de conciertos
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sab
Dom
30
31
12345
27282930
1
2
3
 
Venecia es la única ciudad del mundo que, al haber crecido según las pautas marcadas por un código genético escrito más allá del tiempo, nunca se podrá confundir con ninguna otra; también hoy se presenta como era tiempo atrás, construída con oro y piedra de Istria y sus salas monumentales siguen custodiando el talento, la inspiración y el genio de los artistas que el destino ha querido reunir aquí para siempre.

A lo largo de su existencia, la Repubblica Serenissima fue un increíble taller artístico: mentes excelsas proyectaban y construían palacios e iglesias; manos expertas afrescaban sus interiores destinados a acoger telas valiosas; en los talleres donde se fabricaban instrumentos de cuerda nacían violines y violas da gamba; en los salones, en los teatros y en cualquier otro lugar, se proponían sinfonías, óperas y cantatas.La música, sobre todo en los últimos siglos, constituía el pilar sonoro de la vida cotidiana, que transcuma orgullosa arropada por su autoalabanza.

Luego sobrevinieron los siglos sombríos: si la arquitectura y la pintura han resistido al embate del tiempo merced a su estructura material, la música, con su esencia compuesta por vibraciones, se ha ido difuminando en el aire abandonando Venecia en pos de un destino ignoto.La temporada de conciertos "Violines en Venecia" quiere dar a los espléndidos lugares que han quedado una armonía nueva y antigua al mismo tiempo, sugiriendo que se resucite el sonido de algunos prestigiosos instrumentos, verdaderas obras de arte, en un ámbito rebosante de historia y de gran belleza. Un encuentro entre la música y las otras musas, para alcanzar ese momento de perfección que nace de la simbiosis de dos elementos que parecen hechos uno para el otro. Quienquiera que seáis y de dondequiera que vengáis, bienvenidos a la "ciudad armoniosa"!

Interpreti Veneziani